Qué hacer antes,
durante y después de un corte de energía

comprar-suministros.jpg

Antes de un corte de energía

  • Haga un inventario de los artículos que necesita y que funcionan con electricidad.
  • Solicite a su médico un plan para cortes de energía para los artefactos médicos eléctricos y los medicamentos que deben estar en el refrigerador.
  • Abastézcase de baterías u otras alternativas que cubran sus necesidades cuando se corte la energía.
  • Suscríbase a alertas locales y sistemas de aviso. Vea los informes del tiempo.
  • Instale detectores de monóxido de carbono con reserva de batería en ubicaciones centrales y en cada piso de su hogar.
  • Revise los suministros disponibles para casos de cortes de energía. Tenga una linterna con baterías adicionales por cada persona de la vivienda. Cuente con agua y alimentos no perecederos suficientes.
  • Coloque un termómetro en el refrigerador y en el congelador para saber la temperatura cuando se reanude la energía.
  • Tenga los teléfonos celulares y otros equipos eléctricos cargados y los tanques de gasolina llenos.

Durante un corte de energía

  • Manténgase alejado de los cables caídos o equipos con chispas.
  • Apague o desconecte los electrodomésticos, equipos o artefactos electrónicos. La energía puede volver con picos de tensión momentáneos que pueden causar daños.
  • Mantenga cerrados los refrigeradores y congeladores. El refrigerador mantendrá frescos los alimentos por alrededor de cuatro horas. Un congelador lleno mantendrá la temperatura por alrededor de 48 horas.
  • Use neveras con hielo si es necesario.
  • Evite la intoxicación por monóxido de carbono. Los generadores portátiles, estufas de camping y parrillas de carbón deben usarse siempre en el exterior y a 20 pies de distancia de las ventanas como mínimo. Nunca utilice una estufa u horno de gas para calefaccionar su hogar.
  • Si el frío o el calor son extremos, diríjase a un lugar de la comunidad que tenga energía.

rayo-detrás-de-casas.jpg

familia-mirando-la-nieve-por-la-ventana.jpg

Después de un corte de energía

  • Si está en dudas, ¡tírelo! Deshágase de cualquier alimento que haya estado expuesto a temperaturas mayores a los 40 grados durante dos o más horas, o que tenga un olor, color o textura inusuales.
  • Si el corte de energía dura más de un día, tire los medicamentos que deben almacenarse en el refrigerador, a menos que la etiqueta del fármaco indique lo contrario. Si una vida depende de un medicamento refrigerado, consulte a un médico o farmacéutico y utilice el medicamento solo hasta que esté disponible el nuevo suministro.